fbpx
18 febrero, 2020 Agrobioteg

Hambre cero: El ozono impulsando la seguridad alimentaria.

“Hambre cero” es uno de los objetivos de desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el que se destaca la importancia del sector alimentario y agrícola como actores claves para eliminar el hambre y la pobreza en el mundo. También, se hace énfasis en que si la agricultura, la silvicultura y la acuicultura son gestionadas correctamente pueden proveer alimentos nutritivos a todo el planeta, además de impulsar el desarrollo y redituar dignamente a las personas del campo, a la par del medio ambiente.

Para ello es imprescindible abordar el tema de seguridad alimentaria, misma que se logrará hasta que todas las personas tengan acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, suficientes para satisfacer sus requerimientos nutricionales, así como preferencias alimentarias y lograr llevar una vida activa y saludable.

Sin embargo, aún hay un largo camino por recorrer para consumar el “hambre cero”. La razón es de índole multifactorial; entre ellos se destaca, en el caso de las frutas y hortalizas, la tendencia a deteriorarse por factores fisiológicos como la producción de etileno, velocidad de respiración, tasa de transpiración, así como factores biológicos como enfermedades causadas principalmente por hongos y bacterias.

Se estima que esta problemática origina pérdidas del 5 al 25% en países industrializados, y del 20 al 50% en países en desarrollo, por lo que es necesario incorporar nuevas tecnologías poscosecha que minimicen este problema.

En 1785 fue desarrollado un “gas” por el Químico Van Marun, sometiendo oxígeno puro y aire atmosférico a intensas descargas y posteriormente, Christian Schonbein acuñó el término de ozono para nombrar a este gas, mismo que es es actualmente una excelente alternativa ante esta problemática.

Debido a su reactividad y elevada capacidad oxidante se utiliza como agente desinfectante en diversas aplicaciones, por ejemplo en el lavado de productos frescos del campo, ya sea por inmersión en tinas, o por aspersión de agua. Se puede llevar a cabo con agua ozonizada pues ésta, además de remover los residuos sólidos, tiene la propiedad de inactivar una amplia gama de organismos vivos perjudiciales en los productos agrícolas. En tinas de inmersión para lavado y/o método de aspersión se inyecta ozono a un sistema recirculante, en el cual el ozono se mezcla con el agua usando ésta como vehículo para la desinfección. El agua que se recircula se puede hacer pasar por filtros a fin de retener los sólidos presentes, manteniendo el agua desinfectada y ahorrando en su consumo. Para una adecuada desinfección se requieren dos factores: concentración de ozono y tiempo de contacto de este elemento con el producto.

El ozono también tiene aplicación en el almacenamiento y prolongación de la vida de anaquel. Convencionalmente, los productos alimenticios se depositan en cámaras frías, por desgracia las bajas temperaturas por sí solas no son suficientes para su conservación prolongada. Hay productos que, en su proceso de maduración, desprenden gas etileno, que afecta a todos los demás productos contenidos en la cámara fría, lo que acelera su proceso de maduración, reduciendo su vida de anaquel.

Además, siempre existe el riesgo de contaminación cruzada por microorganismos patógenos: bacterias, virus, hongos, parásitos; para ello, la implementación de ozono dentro de las cámaras reduce considerablemente los riesgos. Por un  lado, el ozono destruye el gas etileno generado por los mismos productos e inhibe la maduración pronta de éstos; por otro lado, inactiva los organismos patógenos presentes en el aire de la cámara, evitando la contaminación cruzada y, en consecuencia, daños a los alimentos en conservación. El ozono en gas se inyecta al interior de la cámara, a través de un conducto resistente al ozono, hasta que el extremo de éste se encuentra al frente de los ventiladores de enfriamiento, esto con el fin de lograr una distribución homogénea del ozono dentro de la cámara.

OZONO CARBAR’S es una empresa Guanajuatense que ofrece asesoría para la incorporación de ozono en procesos productivos, además de equipos generadores de ozono que satisfagan necesidades en la industria de alimentos. Por seguridad, facilidad de manejo, eficiencia y economía, los equipos OZONO CARBAR’S cuentan con un concentrador de oxígeno para generar ozono de alta pureza y concentración, por lo que el único consumible cotidiano es energía eléctrica.

Si te interesa esta tecnología, tienes algún proyecto relacionado o simplemente quieres saber más, ¡contáctanos!  En Agrobioteg impulsamos tus ideas y de la mano de nuestros expertos llevaremos tu proyecto al siguiente nivel.


Fuentes.

Contact

Entremos en contacto

El emprendimiento nunca duerme y nosotros le mantenemos el paso.
Visítanos, llámanos o escríbenos, lo que sea… Estaremos listos.

Te invitamos un café

Visítanos en Av. Camino Real de Guanajuato S/N Col. Ejido lo de Juárez. Irapuato, Guanajuato, México. C.P. 36630 y platiquemos sobre tu proyecto.

Escríbenos sobre tu idea

Nos encanta leer nuevas y buenas noticias y sin duda hablar sobre tu proyecto será toda una aventura. Escríbenos y con gusto responderemos.

Hablemos de tu proyecto

Vamos a decirlo tal y como es: Queremos ayudarte a tener éxito. Queremos que encuentres lo que estés buscando, ten por seguro que nosotros somos un aliado listo para hacer que las cosas sucedan.

(462) 606 9250

Contact